En post anteriores hablamos sobre las diferentes actividades a parte de la medicina en las cuales podemos dar uso al cannabis o alguno de sus derivados, en este caso, revisaremos los beneficios medicinales de la planta en la salud del ser humano y las características que debe tener la composición de la planta para que pueda usarse en tratamientos de algunas enfermedades. 

¿Cómo se identifica si el cannabis es medicinal o de uso adulto? 

El primer paso en el análisis del cannabis para uso medicinal es reconocer los diversos componentes de la planta los cuales definirán si es apropiado su uso para fines terapeúticos o no. El cannabis contiene más de 100 cannabinoides de los cuales sobresalen dos: el THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol). Cada uno de los dos producen un efecto diferente aportando a la sensación generada por la marihuana y a sus aplicaciones terapéuticas. 

Para empezar, tenemos el CBD. Este cannabinoide interactúa con receptores como el GPR55 o el 5-HT1A, los cuales son receptores neuronales que se relacionan con la proteína G, contrarrestando el efecto psicoactivo del THC ayudando en casos de desvelos o a generar efectos sedantes.  Este es el cannabinoide que genera los efectos antiinflamatorios (aunque el THC también es capaz de hacerlo pero en cantidades mucho menores y generando efectos psicoactivos por lo que se prefiere el CBD ante cualquier paciente), es útil para el tratamiento de artritis y reumatismo, controlar convulsiones epilépticas, entre otros.

Por otro lado, tenemos el componente psicoactivo del cannabis que es el THC. Este cannabinoide se vincula con dos receptores del cerebro humano, el CB-1 que influencia el placer, el apetito, la memoria y la concentración y el CB-2 que se encarga de moderar la sensación de dolor y juega un rol en la homeostasis en ciertas partes del cuerpo como en el riñón y el hígado. 

Viendo las diferencias y efectos que cada uno genera en el cuerpo es claro que a pesar de ser componentes diferentes existe algo en común y es su efecto sobre algunas actividades del cuerpo humano relacionadas con el cerebro. Estudiando dichos efectos en los años 90, un grupo de científicos descubrieron un nuevo sistema presente en el cuerpo humano al cual se le llamó sistema endocannabinoide que no solo está presente en humanos sino también en otros mamíferos. Este es un sistema de comunicación intercelular que se activa naturalmente para crear homeostasis pero que se puede estimular por medio de cannabinoides vegetales que se encuentran en la marihuana. 

Cabe aclarar que a pesar de que el THC es el componente que genera los efectos psicoactivos no significa que la planta para el uso medicinal debe tener ausencia de este, lo que se busca es que según la enfermedad o el objetivo medicinal para el cual se desee usar habrá una relación de  THC vs CBD apropiada, ya que ambos pueden aportar de alguna manera al tratamiento de la condición del paciente.  

Pero ¿finalmente cuáles son los beneficios del cannabis en la salud? 

Para empezar retomaremos un poco lo mencionado en un blog anterior en el cual hacemos referencia al uso del cannabis como alimento. Las semillas y aceites de cáñamo (derivado del cannabis) tienen un gran número de vitaminas, nutrientes y ácidos grasos poliinsaturados que tienen un alto impacto nutricional y que son difíciles de encontrar en algún otro alimento orgánico en las cantidades que se encuentran en el cannabis, un ejemplo son el omega 3 y 6, los cuales son ácidos grasos que ayudan a prevenir enfermedades cardiacas junto con efectos antiinflamatorios (Para profundizar un poco más en este tema relacionado con la alimentación los invitamos a consultar nuestro blog “El Cáñamo: Un nuevo integrante de los biocombustibles y alimentos que salvarán al medio ambiente” que se encuentra en nuestra plataforma virtual).

Ahora bien, el uso medicinal del cannabis es tal vez uno de los usos más ancestrales de la planta. Tenemos datos históricos como la enciclopedia médica “Pen Tsao” que fue escrita entre los años 4.000 y 2.000 a.C aproximadamente, donde el padre de la medicina china antigua Sheng Nung menciona el cannabis como una de las plantas que probó en sus experimentos médicos. 

El primer beneficio de la planta en el cuerpo humano lo encontramos en el control del dolor. De los primeros usos (actuales) que se le dío a la planta fue para el control del dolor intenso en algunos pacientes con cáncer para luego empezar a probarlo en pacientes con esclerosis múltiple y otras lesiones fuertes. 

Gracias al efecto de la cannabis sativa en ciertos receptores del cerebro, al usar la planta se activan respuestas liberando dopamina y otros neurotransmisores. Adicionalmente, no solo funciona como un analgésico distrayendo al paciente del dolor, sino que también lo ayudará a relajarse y dormir, lo que le daría las energías necesarias para continuar con sus tratamientos y enfrentar el dolor causado. Es claro que existen otros analgésicos para el control de dolor, pero a diferencia de productos como la morfina, tramadol y fentanil, la marihuana no genera adicción, por lo que es una alternativa mucho mejor para estos casos (Valenzuela Isabel, s.f). 

Sumado al control del dolor para las personas con cáncer, según un estudio de la universidad de San Francisco, el CBD puede frenar el desarrollo del cáncer de mama, mientras que otros estudios en ratones, indican que el THC ayuda a detener el crecimiento de tumores. Por otro lado, una cantidad igual de ambos componentes más la ayuda de radioterapias puede convertirse en un tratamiento muy efectivo para el desarrollo del glioma, el cual es el tumor cerebral más común. Sin embargo, aún no se han hecho pruebas en humanos por lo que siguen en estudios.

Retomando con los efectos neuronales, encontramos que el cannabis tiene efectos beneficiosos sobre las enfermedades neurodegenerativas. El THC frena el desarrollo de las placas amiloides que se forman en el cerebro de las personas con Alzheimer, lo que significa que ayuda a frenar la enfermedad. Asimismo, la mezcla de THC y CBD podría ayudar a mantener la memoria mientras que el dronabinol (otro cannabinoide) reduciría los trastornos del comportamiento que les da a los pacientes (Pescador Darío, 2018). 

Los anteriores, son los principales efectos positivos que tiene el cannabis en tratamientos medicinales y que están comprobados científicamente a día de hoy, sin embargo, hay una larga lista de posibles enfermedades para las cuales el cannabis puede ser un gran aportante, a continuación se observa en listado dichos usos (incluyendo las mencionadas anteriormente) (Cannabis medicinal: una breve guía sobre usos y efectos, s.f): 

  • Adicciones
  • Alzheimer
  • Anorexia
  • Ansiedad y depresión
  • Artritis y artrosis
  • Asmas
  • Cáncer
  • Diabetes
  • Distonía
  • Dismenorrea
  • Dolores
  • Estrés Postraumático
  • Epilepsia
  • Esclerosis Múltiple
  • ELA y lesión de médula espinal
  • Espasticidad
  • Fibromialgia
  • Glaucoma
  • Enfermedades Gastrointestinales
  • Hipertensión
  • Enfermedad de Huntington
  • Inflamación
  • Insomnio
  • Lupus
  • Migraña
  • Náuseas y vómitos
  • Osteoporosis
  • Enfermedad de Parkinson
  • Prurito
  • Psoriasis
  • Síndrome de piernas inquietas
  • TDAH, hiperactividad, TGD
  • Tumores del Sistema Nervioso Central
  • Síndrome de Tourette
  • VIH

Como podemos ver, es una larga lista con enfermedades de todo tipo para las cuales el cannabis podría llegar a ser un importante activo, es importante resaltar que no está certificado científicamente aún para todas las enfermedades mencionadas en la lista, pero es un candidato que cada vez empieza a llamar más la atención del sector por sus increíbles propiedades.  

Por último revisamos un tema actual, el coronavirus. Actualmente, la universidad de Toronto junto con una de las grandes compañías del sector se encuentran estudiando la posibilidad de tratar la inflamación de los pulmones generada por el COVID-19 gracias a las propiedades antiinflamatorias del cannabis. No es la cura para el virus, pero es una posible solución a la patología más grave que genera la pandemia por la que pasamos actualmente y que es el causal de la muerte de un gran número de personas, lo que significa que sin ser una cura milagrosa, es un tratamiento que puede ayudar bastante a controlar la enfermedad en pacientes de alto riesgo.

Luego de revisar el contenido presentado en este blog y en los anteriores, en los cuales hacíamos referencia a los diversos usos del cannabis o sus derivados en sectores diferentes a la medicina, podemos darnos cuenta de lo importante que puede llegar a ser esta planta en la actualidad. Es una materia prima que tiene aplicaciones en industrias que poca gente lo imaginaba como la construcción y que además podría ser un aliado muy importante en nuestra actual carrera por el medio ambiente. Por lo anterior, el cultivo de cannabis es una labor importante e interesante, que hasta el día de hoy está empezando a relucir en Colombia siendo uno de los países con mayor potencial de producción y exportación gracias a la calidad de sus tierras para el cultivo. Sumado a esto, la actual situación que vivimos por el COVID-19 da un panorama económico poco favorable para el país y el cannabis puede entrar como un salvavidas o al menos un pequeño colchón financiero que puede reducir el golpe económico gracias al gran interés de diferentes países por adquirir el producto. Por estas razones, en Cannvest creemos que es un momento apropiado para que emprendedores e inversores entren a la industria, apoyándose unos con otros como país, trabajando por salir adelante en momentos de crisis. 

Referencias

  • Valenzuela Isabel. (s.f). ¿Por qué la marihuana sirve como tratamiento para el dolor?. Recuperado de https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/4635/porque-la-marihuana-sirve-como-tratamiento-para-el-dolor
  • Pescador Darío. (2018). Beneficios de la marihuana en tu cuerpo y tu cerebro. Recuperado de https://www.eldiario.es/tumejoryo/estar_bien/efectos-marihuana-cuerpo-cerebro_1_2063271.html
  • Cannabis Medicinal: una breve guía sobre usos y efectos. (s.f). Recuperado de http://www.fundaciondaya.org/cannbis-medicnal-usos-efectos-tipos-de-cannabis/

Leave a comment