Actualmente vivimos en una temporada de pandemia para la cual ningún país estaba preparado. Los efectos en la salud han sido bastante importantes reportando un número de más de un millón de muertes alrededor del mundo (hasta el momento), pero el otro efecto el cual preocupa a una gran parte de la población lo encontramos en la economía mundial. 

Debido a la alta capacidad del virus para contagiar a otras personas, el mundo ha tenido que cambiar su forma de vivir para empezar a estar más tiempo en casa y prevenir, o al menos disminuir, el número de contagios, esto quiere decir que negocios como restaurantes, bares, hoteles, entre otros se han visto fuertemente afectados al tener que cerrar sus negocios por falta de clientes y altos costos en los arrendamientos de los locales. Lo anterior implica que los ingresos de diferentes sectores del país han ido disminuyendo y que un buen número de personas han perdido sus empleos hasta el punto en el que en el pasado mes de mayo el Dane reportó una tasa de desempleo en Colombia de 21,4% siendo casi el doble con respecto al mismo mes del año pasado.

Con todas estas preocupaciones, el gobierno junto con diferentes expertos han estado buscando opciones con las cuales sea posible suavizar el efecto económico por medio de potenciales actividades con las cuales se pueda crear empleos y generar ingresos pero que no tienen el suficiente apoyo debido a la falta de interés previamente a la pandemia.

En este punto entra el cultivo de cannabis. Una planta que como hemos mencionado en diferentes blogs empieza a llamar el interés de diferentes países debido a los diversos usos que tiene y sus potenciales aplicaciones que aún se encuentran en estudio. Colombia tiene un chance bastante importante para convertirse en uno de los exportadores y productores de cannabis más importantes debido a la calidad de las tierras con las que contamos, por esta razón el gobierno ha empezado a estudiar y regular las normas con las cuales logren facilitar el cultivo con el objetivo de usar esta planta como uno de los posibles impulsores de la economía luego de la pandemia.

¿Por qué es tan llamativa Colombia para el cultivo de cannabis? 

Una de las características por las que el país tiene mayor conocimiento en el extrangero es la diversidad de fauna y flora con la que contamos. Según el IDEAM (SIAC,2012), los suelos de Colombia son diversos y frágiles, el país tiene 11 de los 12 órdenes existentes de suelos en el mundo (solo hay ausencia de gelisoles), destacando suelos poco evolucionados con un 58.11% correspondientes a los órdenes entisoles e inceptisoles. 

Esto nos da una primera vista al increíble potencial que tiene Colombia para el cultivo de cannabis ya que tenemos una gran diversidad de suelos, es poco común que en un solo país solo falte uno de los posibles tipos de suelos que se encuentran alrededor del mundo. Adicionalmente, en Colombia es posible encontrar una gran variedad de zonas climáticas. Podemos encontrar espacios de selva tropical húmeda y calurosa, donde se presentan temperaturas por encima de los 27 grados como en el Caquetá y Córdoba (entre otros), luego tenemos los sectores  con clima tropical de sabana semi húmedos, con temperaturas que oscilan entre los 24 y 27 grados, y se caracterizan por una temporada seca y otra lluviosa.

Continuamos con los climas tropicales de estepa y del desierto, los cuales se caracterizan por las altas temperaturas y bajas precipitaciones, finalizamos con los climas tropicales de montaña donde las temperaturas dependen de la altura y los podemos encontrar en cordilleras, valles y mesetas de los andes y en la sierra nevada de Santa Marta. 

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos observar que Colombia se convierte en un espacio idóneo para el cultivo de cannabis debido a la inmensa variedad de climas y suelos con los que contamos haciendo posible cultivar la planta casi en todas las zonas del país instalando las adecuaciones apropiadas. Esta es una de las razones por las cuales el cannabis colombiano es bastante atractivo para mercados internacionales como Canadá que hoy en día están poniendo sus ojos en el impulso del cultivo en el país. 

Generar ingresos y empleos por medio del cultivo de cannabis:

Ahora bien, luego de conocer las características por las cuales Colombia es un territorio llamativo para el cultivo del cannabis, pasamos a analizar los beneficios económicos y laborales que puede representar esta interesante actividad. Según Juan Carlos Echeverry, ex ministro de Hacienda y una de las voces más respetadas en opiniones económicas, se estima que las exportaciones de cannabis “oscilarían entre 2.300 y 17.000 millones de dólares dependiendo del percentil de la distribución de resultados que se analice” (El Tiempo, 2020). 

Adicionalmente, se proyecta un incremento en el tamaño del mercado para el cannabis medicinal de unos US$12.000 millones este año a US$55.800 millones en 2025, lo cual es un incremento bastante llamativo económicamente. Sumado a lo anterior, Colombia tiene gran experiencia en el mercado de producción y exportación de flores, en 2017 poseía el 16% del mercado mundial de estos productos lo cual da una importante experiencia al país en el mercado, experiencia que se puede aprovechar en las actividades cultivo y procesamiento de aceites que se extraen de la planta.

En el ámbito laboral, según un estudio realizado por Fedesarrollo a finales del año 2019, una sola hectárea de cannabis es capaz de generar 17 empleos e ingresos por 6.500 millones de pesos en un año (La República, 2020). De manera similar, Juan Carlos Echeverry menciona que “en un escenario optimista, el número de empleos generados por la actividad de producción de cannabis medicinal se acercaría al que genera toda la industria de fabricación de plásticos o el de producción de hortalizas y legumbres y podríamos hablar hasta de 100 mil nuevos empleos” (Dinero, 2019), lo que representaría una muy buena oportunidad para combatir el incremento de la tasa de desempleo ante la cual nos estamos enfrentando actualmente. 

Es importante tener en cuenta que aún falta un buen recorrido al país para llegar a los escenarios optimistas que se han estudiado, hoy en día Colombia ha logrado sacar ventaja a varios países latinoamericanos gracias a los trabajos del gobierno en los temas regulatorios y a las inversiones extranjeras en diferentes cultivos del país.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos ver el potencial que tiene el cultivo de cannabis no solo como un importante propulsor económico, sino también como una gran oportunidad laboral para un buen número de colombianos que hoy en día se encuentran en situaciones difíciles por el efecto económico que ha generado el COVID-19. Colombia es un país que llama la atención de empresas extranjeras debido a las buenas condiciones del terreno y el clima donde un cultivo de cannabis puede crecer casi en todo el país, en conjunto, el cultivo de cannabis es una industria que está naciendo (en la cultura actual) lo que significa que hay bastante espacio para seguir trabajando, estudiando, reforzando y creciendo para llegar a convertir la exportación de cannabis en una de las actividades que puede llegar a ser el salvavidas económico que varias personalidades del país buscan para afrontar la crisis que puede llegar a generar la pandemia. 

Referencias

  • SIAC. (2012). Suelos en Colombia. Sistema de Información Ambiental de Colombia. http://www.siac.gov.co/sueloscolombia
  • Munera, A. (2020, 18 abril). ¿Cannabis medicinal, el salvavidas que necesita la economía? El Tiempo. https://www.eltiempo.com/economia/sectores/cannabis-medicinal-podria-impactar-la-economia-colombiana-485972
  • Gaviria Muñoz, S. (2020, 14 julio). Exportar cannabis. La República. https://www.larepublica.co/analisis/simon-gaviria-munoz-401830/exportar-cannabis-3030899
  • Dinero. (2019, 9 abril). Cannabis puede generar más empleo que las flores. https://www.dinero.com/inversionistas/articulo/potencial-de-la-industria-del-cannabis-en-colombia/276496

Leave a comment