What is Cannvest?

Cannvest is the first investment platform for the cannabis industry in Latin America.

Investing in the cannabis industry has never been so easy.

Cannvest connects the project’s productive asset needs with investors who wish to acquire these assets and then lease them to the producers.

Our traceability technology, built on a private blockchain, keeps track of each activity in the crop, providing real-time information about the development of the project

Plataform

For investments

Traceability

Integrated traceability technology for the crop

Investors

Connecting investors with the productive assets needs of cannabis growers

Profit

By improving the crop yield and its value, we increase your profitability

Producer

01

Project Selection and Investment

We evaluate your project and design a financial product for your needs. The project is published and funded through our platform.

02

Infrastructure Installation

Our team installs sensors and required infrastructure, as well as grants access to our crop management app.

03

Crop Optimization

Use the data to design better crop management strategies. Be more productive and gain access to new markets.

Investor

01

Sign up

Sign up and join our investor network to have access to our investment portfolio.

02

Invest

Trough our investment platform and follow up the crop development in an efficient and transparent way.

03

Follow up and ROI

Get periodic reports on the project development.You will receive an interest rate and you will share the revenue.

Team

Cannvest was founded by a multidisciplinary team with experience in technology development, impact investing, marketing, sales and international relations..

Our technical team has experience developing technology in industries such as energy, logistics, pharmaceuticals, agriculture and research. We have integrated within our platform advanced technologies such as blockchain, artificial intelligence and the Internet of Things to ensure total transparency in each process.

Our Technology

01

Data Analytics

Our sensor technology logs the ambient and crop process variables to be analyzed for smart decision making.

02

Data storage and encryption

The data is encrypted and stored in a safe way in a permissioned blockchain ensuring transparency and data immutability.

03

Internet of Things

Our team analyzes the crop information to bring useful insights to improve the productivity.

Blog

Cannabis a través de la historia
Cannabis a través de la historia

Es bien sabido que el cannabis es una planta que ha sido usada por diversas culturas y civilizaciones desde hace bastante tiempo atrás y que ha ido evolucionando con el paso de los años. Un ejemplo de lo anterior son los restos arqueológicos de vasijas de cerámica decoradas con cordales de cáñamo que datan de los años 6.000 a.C, lo cual convierte al cannabis en la planta más antigua en ser cultivada por el ser humano. 

A partir de ese punto se genera un importante incógnita en la actualidad acerca del papel que ha jugado el cannabis junto con sus derivados y como ha ido evolucionando en las diferentes culturas donde se le ha dado un uso, razón por la cual a continuación se hace un pequeño recuento de las diferentes evento más importantes del cannabis a través de la historia.

Los primeros cultivos de cannabis

Como se mencionó inicialmente, el primer rastro de cannabis (o algún derivado como el cáñamo) data de los años 6.000 a.C y corresponde a fibras de cáñamo en decoraciones de cerámica que fueron encontradas en Taiwán. Teniendo en cuenta lo anterior, se puede llegar a intuir que el uso del cáñamo en esta cultura era destinado para la decoración de artefactos como vasijas, cerámicas, entre otros. 

Dos mil años más tarde (4.000 a.C), según descubrimientos arqueológicos, se empieza a implementar el cáñamo en la producción de elementos textiles en China y Asia Central, uno de los tantos usos que hoy en día se están estudiando y planteando con el propósito de demostrar las diferentes formas de usar el cannabis a la que comúnmente se tienen relacionadas que es el medicinal y el recreativo. Tema que será propuesto en futuros blogs.

Siguiendo en el continente asiático, la primera referencia que se tiene del uso del cannabis medicinal se encuentra en China. El considerado padre de la medicina china antigua, el emperador Shen Nung en su búsqueda por curar y prevenir enfermedades relacionadas a su arduo trabajo que era la agricultura, escribió una enciclopedia en la cual relata las diversas pruebas o experimentos que realizaba al consumir diferentes derivados de vegetales, animales y minerales de entre los cuales se encontraba el cannabis. Por tanto, la enciclopedia médica “Pen Tsao” se convierte en el primer documento en donde encontramos el uso medicinal del cannabis. 

Unos años más tarde se empezó a trasladar el uso del cannabis medicinal. En el año 2.000 a.C la cultura India empleaba el cannabis en diferentes ritos medicinales y espirituales mientras que 500 años más tarde (1.500 a.C) Egipto registra algunas recetas médicas a base de cannabis. Estos acontecimientos son muy importantes ya que gracias a los estudios y reportes médicos de estos países del medio oriente conocemos algunos beneficios y usos del cannabis como por ejemplo en el tratamiento para problemas de ansiedad, epilepsia, entre otros. 

Pasaron casi 1.500 años para que tengamos reporte del uso de cannabis en un nuevo lugar, Grecia. En este país, reconocido por sus históricos lugares y cultura encontramos evidencias de cuerdas de cáñamo y relatos sobre el uso del cáñamo en rituales religiosos. Adicionalmente, en el relato de “La Ilíada” de Homero, nos mencionan una sustancia que bien podría ser opio o cannabis mientras que en “La Odisea” se cuenta como en un momento de tristeza en medio de un banquete “Helena ordena a sus criados usar “nepenthés” (Fuente: Infocannabis) en las copas y la sonrisa vuelve a los labios de todos los que están allí” siendo el “nepenthés” un producto de había traído de Egipto y hacía referencia al cannabis.

Volviendo al continente Asiático, encontramos un gran avance para la sociedad y es la invención del papel el cual tuvo acontecimiento en China. Alrededor del año 100 a.C el primer trozo de papel de cáñamo es fabricado en China, siendo un papel bastante resistente que puede llegar a durar casi 1.500 años, algo similar con el pergamino o los códices. Este tipo de papel era llamado “papel baquiao” debido a que este fue el lugar donde se encontró y se construyó mezclando fibras de cáñamo con unas cuantas fibras de Ramio (Fuente: Cannabis Magazine). 

A pesar de que el “secreto” de la producción de papel estuvo resguardada por un largo periodo en China esta logró difundirse por Japón gracias a un monje budista y así llegar a la cultura arabe, donde en el año 900 a.C se empezó a realizar la producción de papel a base de cáñamo de manera muy similar a como lo hacían en Asia.   

El cannabis y el descubrimiento de América

Hasta el momento, los descubrimientos relacionados al cannabis se mantenían alrededor del continente asiatico y algunos países vecinos, pero gracias a los musulmanes, en el año 1.150 d.C introducen el uso del cáñamo en el continente Europeo, exactamente en España, con el objetivo de empezar la producción de papel a base de esta planta construyendo el primer molino de Europa ubicado en Alicante. 

Y es gracias a los Españoles y al reconocido conquistador de América Cristóbal Colón que el cannabis o cáñamo logra viajar de Europa a nuestro continente. La embarcación en la cual fue enviado Colón a hacer su reconocida travesía venía cargada con aproximadamente 80 toneladas de cuerdas y velas fabricadas con cáñamo, inclusive, el periódico “La Vanguardia” nos cuenta que en la estatua construida en nombre de Cristóbal Colón en la ciudad de Barcelona se pueden observar algunas hojas de marihuana (Fuente: Neurología.com). 

Luego de este importante evento, se empezó a importar algunas plantas provenientes de Europa y Asia dentro de las cuales se encontraba algunas variaciones del cannabis (sativa e indica) con el objetivo de levantar la economía de la “Nueva España”. Se empezaron a implementar las diferentes metodologías para la producción de textiles con lo cual a los miembros de la iglesia les empezó a interesar que los indígenas realizaran sus propios de cultivos de cannabis y otras plantas para que así, además de impulsar la agronomía, podrían mejorar la economía de sus iglesias por medio del cobro de limosnas y tributos en forma de impuestos por las actividades de siembra y cosecha que estaban realizando. Desafortunadamente para la iglesia, no lograron el objetivo ya que a los indígenas no les interesaba pagar ningún tipo de limosna.

El paso de cultivo obligatorio a su prohibición

Para el año 1.606 d.C el Cannabis es introducido en Norteamérica gracias al botánico canadiense Louis Hebert, quien tenía un gran interés en las plantas y sus usos medicinales. Años más tarde, en 1.611 d.C el rey Jacobo I de Inglaterra hizo obligatorio el cultivo de cannabis en la colonia de Virginia ya que por esta temporada el cannabis era muy usado para la fabricación de cuerdas para la navegación y tejidos. Siguiendo esta tendencia, Massachusetts y Connecticut establecieron obligatorio su cultivo y además, llegó a considerarse el cannabis como moneda de cambio.  

En el año 1850 d.C el uso medicinal del cannabis incrementó en Estados Unidos, donde se introdujo en diferentes farmacias. A pesar de saber que era tóxico, también sabían que tenía bastantes beneficios como analgésico y en la inducción del sueño. Sin embargo, unos años después, a finales del siglo 19, el uso de cannabis cayó por varias razones entre las cuales encontramos el desarrollo de la jeringa ya que el aceite no era soluble en agua.

La llegada a México se debe a los esclavos africanos que llegaban trayendo consigo sus ritos y creencias, enseñando a los indígenas de la región como la usaban de manera medicinal incorporando su uso en algunos rituales por parte de los chamanes. Este conocimiento se transmitió hasta llegar a las curanderas mexicanas, a las cuales se les apodaba “Juanas” o “Marías”, se dice que de estos apodos proviene la forma de llamar al cannabis “mariajuana”.

Finalmente, alrededor de los años treinta los mexicanos que se trasladaban a los Estados Unidos empezaron a introducir el cannabis como una droga para fines recreativos, lo cual tomó mucha fama entre los músicos de jazz de New Orleans extendiéndose a otras grandes ciudades. El comercio de cannabis visto como “droga” empezó a crecer a una gran velocidad lo cual preocupó al gobierno norteamericano por lo que empezaron a hacer campañas publicitarias que tenían como objetivo crear una imagen negativa al consumo de “porro” lo cual creó un “cliché” relacionando la marihuana con la delincuencia para luego prohibir su consumo en los 70 ‘s. Con lo anterior llego el comercio de marihuana en el mercado negro  y la corrupción. 

Al día de hoy, se empezó a reconocer nuevamente los diversos usos y beneficios que el cannabis tiene para la sociedad y su importancia en los desarrollos de las sociedades. En el año 2010 se legalizó el consumo en California, marcando un importante paso para el sector y gracias a estudios en los cuales se evidencia los beneficios de la planta un gran número de países empezaron a estudiar su legalización, incentivando el cultivo para fines legales teniendo en mente usarlo como un motor económico como es el caso de Colombia. 

¿Por qué el CrowdFunding y CrowdLeasing son las herramientas que llegan a impulsar la Industria del Cannabis en Colombia?
¿Por qué el CrowdFunding y CrowdLeasing son las herramientas que llegan a impulsar la Industria del Cannabis en Colombia?

La industria del cannabis es un sector que en los últimos años ha tomado fuerza alrededor del mundo. En un principio, la sociedad mantenía un pensamiento estigmatizado debido a usos poco apropiados que la comunidad daba y a la relación que había entre la planta y el crimen o la violencia. A pesar de lo anterior, con el paso de los años, gracias a diversos estudios científicos e históricos hemos descubierto las diferentes propiedades positivas que no solo aportan a la salud, sino también a la evolución de ciertas actividades para volverlas más rentables y amigables con el planeta como lo son el uso del cáñamo como bloques de construcción, telas, biocombustible, alimentos, entre otros.

Por lo anterior, el mundo ha empezado a dirigir su mirada hacia la legalización y aumento de los cultivos de cannabis, buscando desarrollar nuevas aplicaciones medicinales e industriales y fortalecer el impacto económico de esta nueva industria. 

Actualmente, en Colombia y en el mundo vivimos en un periodo negativo para diversos sectores de la economía debido a los efectos que ha generado la pandemia del COVID-19, lo cual ha generado un mayor interés por parte del gobierno sobre el posible uso del cannabis como un salvavidas para la economía colombiana, siendo Colombia uno de los potenciales productores y exportadores de cannabis de gran calidad. 

En palabras del ex ministro de de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, quien es una de las voces más respetadas del sector económico del país, afirma que “el cannabis podría superar el recaudo fiscal de todo el sector agrícola si accede ahora al mercado mundial” y que “con este producto, estimamos que las exportaciones oscilarían entre 2.300 y 17.700 millones de dólares dependiendo del percentil de la distribución de resultados que se analice”, estos valores son muy llamativos no solo para el gobierno sino también para inversores y productores ya que es un mercado en el cual aún no se ha profundizado lo suficiente y que aún puede estar abierto para explotarlo y generar beneficios para el país en la temporada que vivimos.

A pesar del interés del gobierno mencionado previamente, muchos pequeños y medianos productores del sector no encuentran el suficiente apoyo económico que necesitan para llevar a cabo sus actividades debido al alto riesgo que se presenta en esta actividad, al poco respaldo que tienen dichos productores para pagar el préstamo o inversión que están solicitando y en algunos casos, al número de procesos y documentos que solicitan en la mayoría de entidades financieras con los cuales muchas veces los productores no cuentan. 

En consecuencia, dos nuevas alternativas están tomando fuerza en la industria del cannabis, el crowdfunding y el crowdleasing. Estas dos herramientas permiten conseguir inversión para cualquier productor sin importar su tamaño, de manera más sencilla sin requerir un número de procesos o documentos, en algunos casos innecesarios, asegurando de diversas maneras el pago a los inversores. 

¿Cómo funciona el CrowdFunding? 

El crowdfunding es una herramienta de financiación conjunta que nace como una alternativa a las bancas tradicionales. Dicha alternativa permite que un emprendedor o empresario con una idea de negocio, la exponga a diferentes potenciales inversores quienes podrán invertir de acuerdo a su capacidad. De esta manera, se reducen las barreras de entrada a dichas personas jurídicas para acceder a productos de inversión, así como se facilita el acceso a capital por parte de la compañía. 

Hoy en día en Colombia existen diferentes plataformas que enfocan sus actividades en el crowdfunding las cuales tienen un funcionamiento similar entre todas y se encuentran reguladas por el decreto 1357 de 2018.

En primera instancia el proyecto debe registrarse y brindar un número de documentos e información con el objetivo de conocer de qué trata el proyecto, cuánto dinero requieren, en qué y cómo será destinada la inversión, en cuánto tiempo esperan llevar a cabo su actividad y cual seria el retorno a los inversores. 

Con dicha información la plataforma hace un estudio sobre la viabilidad y legalidad del proyecto para luego publicarla en su página web o aplicación por un periodo de tiempo en el cual se espera recolectar la totalidad de la inversión solicitada, dicho periodo puede variar entre días, semanas o incluso algunos meses dependiendo de las características del proyecto.

Por último, la plataforma se encarga de la difusión del proyecto para llegar a un mayor número de personas aumentando la probabilidad de que se logre el objetivo económico para financiar el proyecto. En algunos casos las plataformas dan una opción de mayor posicionamiento o difusión del proyecto a cambio de un valor monetario. En caso de recaudar el dinero en la ventana de tiempo durante la cual se publica el proyecto, se financia la actividad.

¿Qué es el CrowdLeasing?

De manera similar, el crowdleasing es una herramienta de financiación conjunta en la cual un grupo de participantes invierten en porciones diferentes en un proyecto. La diferencia entre estas dos metodologías de inversión radica en que para este segundo caso, las inversiones se realizan específicamente con el objetivo de realizar la compra de algún activo productivo, el cual se alquila al proyecto y esté paga un cánon fijo por el uso del activo con el compromiso de realizar la recompra al final del periodo establecido, compartiendo parte de sus utilidades generadas. 

Igualmente existen plataformas virtuales que se encargan de realizar la actividad de crowdleasing (en algunos casos las mismas plataformas que realizan crowdfunding brindan también la opción de optar por el crowdleasing) y funcionan de manera similar. 

Para comenzar solicitan la misma información y documentos básicos que permiten entender las características del negocio y de la inversión que están solicitando. Con dicha información analizan la factibilidad del proyecto y se realiza un acuerdo en el cual se dictan las condiciones del arrendamiento del activo (periodo de tiempo del arriendo, taza a la cual se espera realizar los pagos y el porcentaje de las utilidades finales que destinarán para realizar la compra del activo al finalizar el periodo acordado).

Luego de tener todos los puntos acordados y haber realizado la verificación de la información se hace la publicación del proyecto en la plataforma especificando cada uno de los productos en los cuales es posible invertir durante la ventana de tiempo acordada. 

Para finalizar, se realiza la difusión y promoción del proyecto con el objetivo de conseguir la meta en un tiempo menor al planteado e igualmente, en algunas plataformas, se ofrece una mejor posición o una mayor difusión del proyecto a cambio de un valor monetario extra.

El CrowdFunding y CrowdLeasing en la industria del Cannabis en Colombia

Ahora bien, teniendo en cuenta lo explicado en puntos anteriores es importante reconocer que la actividad de cultivo de cannabis en Colombia se encuentra en un periodo de gran importancia ya que existe una gran motivación para impulsar el cultivo y la exportación legal de sus derivados, esto con el objetivo de reforzar la economía del país en el periodo de pandemia que vivimos.  

Sin embargo es necesario implementar herramientas de financiación actuales e innovadoras que permitan no solo a grandes compañías abarcar el mercado del cannabis, sino también a los medianos y pequeños cultivadores que tienen un gran potencial pero que no cuentan con el apoyo financiero por parte de entidades debido a la falta de iniciativas que sean viables para que ellos participen. 

Por lo tanto, plataformas que mediante el crowdfunding y crowdleasing, permitan dar a conocer nuevos proyectos del sector, con unas características de procedimientos y requerimientos mucho más favorables para los medianos y pequeños empresarios (sin dejar de lado la verificación legal y financiera pertinente para cada uno de estos) es uno de los caminos más favorables por los cuales puede optar la industria de la mano del gobierno y así apoyar la economía del país. 

Los proyectos de cannabis en Colombia: empresas que los lideran
Los proyectos de cannabis en Colombia: empresas que los lideran

La producción de cannabis es cada vez más popular, conoce las empresas y multinacionales del sector que lideran los proyectos de cannabis en Colombia

Allies

We have a large network of national and international partners and are part of the select portfolio of the startup accelerator Founder Institute in Silicon Valley